Los efectos de la Diabetes Tipo 2 en Mujeres

Las mujeres experimentan una variedad de retos mientras luchan para controlar su diabetes. Descubre cómo la diabetes tipo 2 puede afectar otros aspectos de tu salud mientras te mueves a través de las etapas de la vida.

Hoy, casi 10 millones de mujeres en los Estados Unidos tienen diabetes tipo 2. Este tipo de diabetes es hasta cuatro veces tan probable de afectar a las mujeres de origen afroamericanas, hispano-latinas, indio-americano, y las de las Islas de Asia y el Pacífico como a las blancas. Muchas personas son diagnosticadas con diabetes tipo 2 a edades más tempranas, con algunas de ellas desarrollando la diabetes tipo 2 en su adolescencia o a los 20 años de edad. Y a medida que avanza la edad, el riesgo de que tengas diabetes tipo 2 aumenta también, especialmente si no cambias alguno de los factores de riesgo de los que tienes control, como tu peso y nivel de actividad física. A las mujeres que les da diabetes tipo 2 están a mayor riesgo que los hombres de una enfermedad cardiovascular y de ceguera, solo dos complicaciones de la enfermedad.

mujeres

También te puede parecer importante leer: 5 Formas Naturales para Prevenir la Diabetes

A continuación te comentaremos cómo afecta la diabetes tipo 2 a las mujeres

Los años de adolescencia y adulto joven

Cuando las hormonas entran en acción al empezar la pubertad, los niveles de glucosa en sangre pueden ser más difíciles de controlar, agregando a la frustración de aprender cómo controlar la diabetes. El ciclo menstrual de una mujer puede hacer estragos con sus niveles de azúcar en sangre en la adolescencia y más allá. Mantener un diario para rastrear las fluctuaciones normales y los cambios de humor puede ayudarte a saber qué esperar una vez al mes, y compartir estos apuntes con tu doctor puede permitirle que te dé mejores instrucciones a seguir en momentos claves del mes.

Los años reproductivos

La diabetes puede tener un impacto en muchos aspectos de la salud de una mujer durante estos años. Los siguientes están entre los problemas más importantes para repasar con tu doctor o ginecólogo:

  • Infecciones por hongos: Las mujeres con diabetes experimentan con frecuencia infecciones por hongos porque la glucosa en tu cuerpo puede provocar un crecimiento excesivo de infecciones por hongos. Una vez diagnosticada, una infección por hongos puede ser tratada fácilmente, a menudo con remedios de venta libre.
  • Anticonceptivas: Cuando eliges un método anticonceptivo, ten en cuenta que las pastillas anticonceptivas pueden incrementar tus niveles de glucosa en sangre. De acuerdo con la Asociación Americana de Diabetes, tu riesgo de complicaciones de diabetes puede incrementar si tú te mantienes con pastillas anticonceptivas por un año o más. Otras alternativas pueden ser mejores para ti.
  • Cambios vaginales: Algunas mujeres experimentan de cambios en su salud sexual. El daño en los nervios por la diabetes puede conducir a la sequedad vaginal y a la dificultad para excitarse sexualmente. Usar lubricantes y tener la diabetes bajo control pueden ayudarte.
  • Embarazo: Controlar los niveles de glucosa en sangre es importante para evitar complicaciones como la alta presión sanguínea, así como defectos de nacimiento o un bebé con un peso demasiado elevado en el nacimiento. Algunas mujeres que no tienen diabetes, desarrollan una forma llamada Diabetes Gestacional mientras están embarazadas. Mientras el 90% de las mujeres que desarrollan diabetes gestacional descubren que sus niveles de glucosa en sangre vuelven a su nivel normal después del nacimiento de su hijo, el 5% de las mujeres desarrollarán diabetes tipo 2 y el 15% mostrará signos de pre-diabetes es un chequeo después del parto.
  • Infertilidad: Muchas mujeres que tienen síndrome de ovarios poliquísticos, o SOP, la causa más común de infertilidad, también tienen diabetes. Los investigadores aún no han encontrado la conexión exacta, pero están buscando en el rol de la insulina como un factor.

Los años de transición

Así como las hormonas durante la menstruación pueden alterar los niveles de azúcar en sangre, la perimenopausia, el periodo durante el cual el cuerpo de una mujer está empezando el proceso hacia la menopausia, puede causar severos cambios del azúcar en la sangre en algunas mujeres. Esto es además el tiempo cuando muchas mujeres empiezan a ganar peso y volverse menos activas físicamente; ambos son factores de riesgo por desarrollar diabetes tipo 2, o hacer más difícil el control de azúcar en la sangre si ya tienes diabetes.

El inicio de la menopausia puede diferenciarse dependiendo del tipo de diabetes que tienes. Las mujeres con diabetes tipo 1 tienden a empezar la menopausia más temprano que el promedio, y aquellas con la tipo 2, si presentan sobrepeso, más tarde. Esto es el resultado de los niveles de estrógeno cayendo más lentamente.

A medida que envejeces, la probabilidad de obtener otras enfermedades crónicas relacionadas con la diabetes aumenta, especialmente si tu elección en el estilo de vida no ha mejorado.

Lo que significa para ti

Ser una mujer no incrementa tus oportunidades de desarrollar diabetes tipo 2, pero tu género puede afectar la progresión de la enfermedad y cómo tu cuerpo reacciona a ella. Es muy importante intentar reducir tu riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 al mantener un peso corporal óptimo, comer bien, y ejercitarse. Y si ya has sido diagnosticada con la diabetes tipo 2, estas mismas prácticas saludables, junto con controlar tus niveles de azúcar en la sangre, te ayudarán a evitar algunos de los problemas que pueden ocurrir como resultado de la enfermedad y a mantener las complicaciones a largo plazo al margen.

Antes de irte, te recomiendo que pases por aquí y leas esto: ¿Qué Como Ahora? Respondemos a Tus Preguntas Sobre la Dieta de la Diabetes.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.