La dieta de intercambio para los diabéticos

La dieta de intercambio es un método de alimentación que proporciona a los diabéticos un conjunto de directrices necesarias para comer sano. Un dietista te ayudará a preparar y a enseñarte cómo funciona la dieta de intercambio, como los grupos de alimentos que hay y las sustituciones que pueden hacerse.

La dieta de intercambio para los diabéticos

Información general sobre la dieta de intercambio

En la dieta de intercambio todos los alimentos se dividen en seis grupos fundamentales, los cuales son los que se listarán a continuación:

  • Panes y otros almidones
  • Frutas
  • Verduras
  • Alimentos Lácteos
  • Carne y sustitutos de la carne
  • Grasas

Tu dietista te proporcionará el número de porciones que debes comer de cada uno de los grupos todos los días y en las comidas individuales o meriendas. Dentro de cada una de las categorías que hay muchas opciones de comida.

Cada alimento tiene un tamaño específico que equivale a una porción, en casos como  los de las frutas y verduras posiblemente no tengas limitaciones en cuanto a tamaño de la porción, pero para las carnes y otros grupos no es así y se limita la cantidad diaria que se puede consumir.

La principal característica de este tipo de dieta es que se pueden cambiar alimentos de un mismo grupo entre ellos, siempre y cuando tengan el mismo tamaño de porción. Por ejemplo podemos cambiar medio plato de pasta cocida por una patata mediana.

Por lo general se pueden encontrar bastantes tablas de este tipo de dieta y hay también dietas que siguen este tipo de principios, como lo es la dieta de la zona la cual también es una excelente dieta para diabéticos.

Al principio adaptarse a este tipo de dieta puede ser un poco trabajoso, ya que es un sistema de alimentación completamente nuevo y el cambio siempre cuesta, pero una vez nos hayamos hecho a la dieta de intercambio, nos será bastante fácil hacerla y no pasaremos nada de ansiedad durante esta.

¿Vale la misma dieta para todo el mundo?

La respuesta es no, la lista de porciones sí que es válida para todo el mundo, pero la cantidad de porciones a consumir durante el día, el número de comidas a realizar y el tipo de porciones debe de ser completamente individual y ajustado para las necesidades de cada personas, entre las que cuentan por ejemplo, edad, altura, peso y actividad física.

¿Sirve esta dieta para perder peso?

La respuesta es sí, de hecho se suele mandar para perder peso y sin pasar nada de ansiedad gracias a la variedad de alimentos de las que dispone.

Que una dieta para diabéticos sea o no para bajar de peso, dependerá únicamente de las calorías consumidas durante el día. Si tenemos un déficit calórico bajaremos peso, si tenemos un superávit calórico ganaremos peso, pero principalmente lo que buscan los dietistas en las personas diabéticas es que pierdan peso para mejorar el estado de su patología y por ende poder disminuir las dosis de fármacos necesarias para controlar su enfermedad y que de este modo, no se sufran tantos efectos secundarios.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.