La Diabetes Mellitus, Causas, Síntomas y tratamientos

A altura del año 2000, hace nada más y nada menos que 13 años, habían 171 millones de personas con diabetes en todo el mundo, y desde entonces, este número no ha hecho más que aumentar, y no solo eso, también se cree que hasta 60 millones de personas en el mundo sufren de pre-diabetes.

La diabetes mellitus es algo que está presente en cada rincón del mundo, pero especialmente en aquellos países desarrollados.

El centro mundial de control de enfermedades ha estimado que la diabetes se ha convertido en una auténtica plaga, siendo un 10% aproximado de los casos diabetes tipo 1 y el resto diabetes tipo 2, por lo que tenemos un gran problema de estilos de vida demasiado malos.

Tipos de diabetes mellitus

Actualmente hay catalogados 3 tipos de diabetes mellitus:

Diabetes tipo 1

Esta viene como resultado de la incapacidad del cuerpo de producir insulina, por lo cual no vale el tratamiento con hipoglucemiantes, sino que se necesita ya insulina desde el primero momento.

Diabetes tipo 2

Esta viene dada como resultado de un aumento de la resistencia a la insulina, lo cual hace que las células no respondan bien a esta, teniendo que aplicar hipoglucemiantes orales o incluso insulina,

Diabetes gestacional

Viene dada por niveles altos de glucosa en mujeres que no tenían diabetes anteriormente, es más o menos como la diabetes tipo 2 y es temporal.

Causas de la diabetes mellitus

Las causas de la diabetes mellitus dependen del tipo de diabetes, la insulina es la hormona principal que regula todo el entramado de captación de glucosa desde la sangre.

La diabetes tipo 1 es inherida, no adquirida y puede ser activada mediante la aparición de ciertas infecciones, por el ejemplo el virus Coxsackie B4 puede desencadenar la destrucción de las células beta-pancreáticas. Esto es algo completamente genético por lo que cada persona tendrá un desencadenante distinto, pero de lo que se está seguro es que para que se desarrolle la diabetes tipo 1 tiene que haber una pre-disposición genética y un desencadenante ambiental.

Síntomas de la diabetes mellitus

Los síntomas más clásicos incluyen micción frecuente, aumento de sed, del apetito, etc…

Tratamiento de la diabetes mellitus

La diabetes mellitus es una enfermedad metabólica que no puede ser curada en todos los casos, pero desde el año 2011 aproximadamente se han hecho bastantes progresos en el estudio de una cura de la diabetes mellitus.

El tratamiento de la diabetes mellitus se basa en el control de los niveles de glucosa poniéndolos lo más cerca posible de los niveles normales sin llegar a causar una hipoglucemia. Normalmente el tratamiento de la diabetes mellitus incluye todo un programa de dieta, medicación y ejercicio que deben seguirse al pie de la letra y alejarse de estímulos negativos que puedan causar estrés y otros factores que puedan empeorar la enfermedad. En cuanto a la medicación para la diabetes mellitus no siempre tiene que ser insulina, sino que se pueden tomar hipoglucemiantes orales tales como las biguanidas o incluso utilizar suplementación.,

En el tratamientos de la diabetes, hay que tener en cuenta que la insulina incrementa los procesos anabólicos, tales como la producción de músculo, la síntesis de grasas, etc… por lo que si nos excedemos demasiado en los usos de insulina podremos llegar a desarrollar una cantidad de grasa demasiado alta, lo que no haría nada más que empeorar la enfermedad.

Tratamiento de la diabetes con insulina, algunos consejos

En cuanto a consejos, aquí tienes algunos:

  • Ve rotando fuentes de carbohidratos para ver con cuales consigues unos niveles más estables de glucosa
  • Ve rotando los lugares de la inyección, ya que puede crear lipogénesis localizada (creación de grasa) y dar lugar a un resultado muy antiestético.
  • Intenta hallar siempre el mínimo de insulina necesario que necesitas para mantener una correcta gestión de la insulina, a menos unidades utilices, menos efectos secundarios tendrás a largo plazo.
  • No inyectes donde haya tejido cicatrizado, ya que puede disminuir la cantidad de insulina absorbida.
  • Si necesitas una acción rápida, inyecta en el abdomen, si necesitas una acción media, inyecta en brazos y si necesitas una acción lenta inyecta en las piernas, con acción me refiero a tiempo de acción, es decir, la rapidez con la que la insulina alcanza el torrente sanguíneo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.