Dieta para diabéticos basada en alimentos sanos y muy sabrosos

Las personas que padecen de diabetes tienden a pensar que esta enfermedad no tiene cura, esto se debe a que muchos médicos la consideran como una enfermedad que deteriora la salud y que avanza progresivamente. Es aquí donde inicia el proceso de tomar medicamentos, estos ayudan a nivelar el azúcar en sangre, pero algunos de ellos tienden afectar algunos órganos del cuerpo, así también producen efectos secundarios.

En realidad el único tratamiento para esta enfermedad es la dieta para diabéticos, y mantenerse realizando actividades físicas todos los días. Este puede ser uno de los mejores tratamientos naturales que existen, además es muy efectivo y ofrece resultados positivos en poco tiempo.

Si deseas que tu vida sea normal y que los síntomas de la diabetes disminuyan debes cambiar tus hábitos alimenticios y sobretodo el estilo de vida, ya que este puede ser el primer paso para combatir esta gran batalla de diabetes.

La alimentación es la clave primordial para el control de la diabetes, siempre hay que tener un control minucioso sobre lo que se consume, hay que evitar dulces, pasta, patatas, frituras, bebidas gaseosas, todo tipo de postres y/o hidratos de carbono. Para tener una dieta para diabéticos sana se debe consumir de 8 a 10 vasos de agua todos los días.

Existe una idea errónea de que las personas con diabetes deben olvidarse de los alimentos sabrosos, esto es erróneo, los que padecen de esta enfermedad deben comer de 5 a 6 veces al día y pueden variar su alimentación según sea la dieta que sea más acorde a su cuerpo y metabolismo. A continuación encontraran un menú de sabrosos alimentos para diabéticos.

Durante el desayuno se puede consumir pan integral tostado, jamón de pavo, queso blanco, leche descremada, licuados de fruta o jugo de naranja, alimentos perfectos para una alimentación para diabéticos.

En los aperitivos o entradas se deben consumir alimentos sin azúcar y bajos en caloría, puedes probar con verduras hervidas, frutas, atún, pan integral tostado acompañado con pechuga de pollo, queso blanco y tomate, con cada uno de estas comidas debes consumir juegos naturales y sin azúcar.

En lo que se refiere a las ensaladas estas pueden variar, se recomienda consumir dos o tres veces por semana, puedes empezar por una ensalada de canónigos, esta trae tomate y zanahoria, albahaca, sal y aceite de oliva. Otra opción es una ensalada de garbanzos, se acompaña con pimiento rojo y verde, tomate, aceite de oliva y pechuga de pollo a la plancha u horneado.

Hay personas que piensan que las carnes no pueden consumirse en una dieta para diabéticos, pero si se prepara correctamente esta no producen ningún daño, esta puede prepararse a la plancha, al horno o azada, y acompañarse con verduras hervidas. Así también se puede comer mariscos y pescados, estas pueden preparase al ajillo o con aceite de oliva.

Es el momento de hablar de los postres, las personas con diabetes tienen prohibido consumir esta comida, pero debido a que existe en el mundo un porcentaje muy alto de personas que padecen de esta enfermedad se han creado postres sin azúcares y bajos en calorías.

Recuerda que debes mantener una dieta balanceada y acorde a tu cuerpo, lo más recomendable es consultar con tu médico o una nutricionista.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.