Curar la diabetes tipo 2, escusas y soluciones

Todas las personas inventan una gran cantidad de escusas para cualquier objetivo que requiera un esfuerzo. Por ejemplo para curar y prevenir la diabetes, siempre salen las escusas de no puedo hacer ejercicio por X causa, o no soy capaz de hacer dieta, no puedo perder peso porque mi cuerpo es así, no tengo suficiente tiempo, y todo esto es un no parar y podría continuar durante horas. Sin embargo si se quiere se puede hacer, sólo hay que tener una mente más abierta y una actitud más positiva con más capacidad de sacrificio.

Curar la diabetes tipo 2, escusas y soluciones

Necesitas realizar ejercicio físico pero sin embargo no tienes suficiente poder adquisitivo como para pagar la mensualidad de un gimnasio.

Si este es tu problema, puedes siempre investigar sobre ejercicios de calistenia, ya que para la realización de estos únicamente necesitarás tu cuerpo y algo de tiempo cada día, y los puedes realizar en tu casa perfectamente, además cada vez hay más y más parques públicos equipados con máquinas básicas mediante las cuales puedes ejercitarte de manera gratuita, todo es pensar un poco y ponerse manos a la obra.

Quieres realizar algo de ejercicio aeróbico como andar o correr pero el tiempo no es favorable, ya que está lloviendo, o hace demasiado calor, etc…

Realiza una rutina semanal en la cual los días de entrenamiento concuerden con aquellos en los que hace buen tiempo. También puedes comprar una cinta para andar, una cuerda para saltar a la comba, una elíptica… para poder realizar este ejercicio aeróbico en casa.

Sufres de dolor crónico en alguna articulación, tienes alguna contractura… que aunque quieras hacer ejercicio, no puedes.

En dicho caso consulta con un fisioterapeuta u osteópata para recibir terapias y tratar el dolor, además estos te podrán aconsejar sobre qué tipos de ejercicios puedes realizar los cuales no te provoquen ningún tipo de dolor.

Quieres mejorar tu dieta, incluyendo alimentos más sanos y menos procesados, pero por ejemplo no te gusta el sabor de estos.

Una buena dieta con alimentos ecológicos es muy importante para curar la diabetes tipo 2, si no te gustan estos alimentos, puedes mirar recetas por internet sobre platos más elaborados y más agradables para el paladar.

Quieres añadir algo de ejercicio físico pero no tienes tiempo debido a cualquier cosa.

No debes olvidar que el ejercicio físico es algo muy importante para reducir la grasa corporal y así curar la diabetes tipo 2 haciendo a tus tejidos más efectivos a la acción de la insulina, por ello planifica tu día y encuentra un hueco, no necesitas más de 30 minutos diarios para realizar una buena sesión de ejercicios para curar la diabetes. Puedes por ejemplo levantarte 30 minutos antes y realizar algo de ejercicio aeróbico.

Al querer mejorar tu plan te alimentación para curar la diabetes tipo 2, te encuentras con que los alimentos que quieres son más caros y no puedes permitírtelos

En dicho caso, buscas las mejores opciones con los mejores precios, y evita consumir toda comida basura, esto te ayudará a ahorrar algo de dinero. También es buena idea preparar un presupuesto mensual únicamente para comida de calidad, y cumplirlo tajantemente.

Para lograr curar la diabetes correctamente necesitas perder peso, pero la dieta, los programas de ejercicios, los alimentos… puede llegar a ser todo un poco estresante y echarte hacia atrás.

En estos casos hay dos opciones, una es ir haciendo las cosas poco a poco marcándose pequeñas metas para no perder la motivación y no estresarse y otra es contratar la ayuda de un profesional que te diseñe y controle todos los parámetros necesarios.

Conclusión

Si quieres mejorar tus salud y curar y prevenir la diabetes tipo 2, déjate de escusas y ponte a trabajar. Con algo de fuerza de voluntad y algo de organización puedes mantener esta enfermedad metabólica a raya.

Como puedes observar la diabetes tipo 2 no es una enfermedad con la que debas aprender a convivir porque no hay solución a ella, porque te incapacita, o cualquier otra cosa. Es un tema que está muy estudiado y si se pone suficiente interés no hay por qué esperar a que aparezcan los efectos secundarios más graves como ceguera o problemas de riñón para poder solucionarla.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.