13 Consejos para los recién diagnosticados con diabetes

Educarse a sí mismo sobre el tema de la diabetes debe ser tu prioridad número uno, si has sido diagnosticado con la enfermedad. Antes de tratarla adecuadamente, necesitas saber exactamente lo que estás abordando. Aquí hay una colección de consejos que puedes utilizar para ayudarte en la lucha contra la diabetes.

Consejos para los recien diagnosticados con diabetes

  • Si te antojas de papas fritas, pero estás cuidando tu peso debido a la diabetes, sustituye por batatas fritas! Corta una batata y añade una pizca de sal, pimienta y otras especias (la mezcla de cajún funciona bien). Hornea  a 425 0F (218.33 0C) durante unos 30 minutos y tendrás dulces y deliciosas papas fritas!recién diagnosticados con diabetes
  • Un diabético debe tomar la responsabilidad de su condición y su tratamiento. Por lo tanto, te corresponde saber todo lo relacionado sobre la diabetes. Mantente al tanto de las últimas novedades en las revistas médicas, así consulta a tu médico cualquier indicación que podría ayudarte.
  • Encuentra un amigo diabético para que te apoye en tu viaje con la diabetes. Serás capaz de intercambiar ideas, compartir recetas y tendrás un hombro donde llorar cuando las cosas se te pongan estresantes. Puedes incluso llamarlos cuando tengas ansiedad y que te hablen de él! Los amigos pueden mantenerte sano, si estás pasando por la misma dificultad que ellos.
  • Lea las etiquetas de los alimentos que compras para determinar que alimentos te elevan el azúcar. Mientras que es más fácil ver el azúcar en los alimentos no procesados, no es tan sencillo con los procesados ​​o envasados. Lea las etiquetas y evita los productos que interactúan con el azúcar.
  • Asegúrate de tomar tus medicamentos para la diabetes exactamente como se te indique. Tú no eres médico, ni nadie para dar consejos que no sea tu médico. Te dicen con qué frecuencia debes tomar tus medicamentos recetados y la cantidad que debes tomar a la vez, porque ellos saben, así que sigue sus instrucciones.
  • Consulta a profesional si estás esperando un bebé y si crees que podría tener diabetes. Puedes dañar la salud de tu bebé si no buscas el tratamiento para la diabetes gestacional. Si tienes diabetes gestacional, tu médico puede ayudarte a controlarlo utilizando los medicamentos recetados y cambios en la dieta.
  • Ser diagnosticado con diabetes tipo II no significa que eres perezoso, gordo o no atleta. Hay muchas causas de la diabetes que no necesariamente tienen que ver con sobrepeso o no hacer suficiente ejercicio, pero todos los estudios indican que tendrás que empezar a ver lo que estas comiendo y aumentar tu nivel de ejercicio.
  • Para ayudar a tu cuerpo a digerir correctamente, asegúrate de masticar la comida lentamente. Cuando masticas la comida, esta produce enzimas que ayudan al cuerpo a procesar lo que comes. Esto asegurará que tu cuerpo sea capaz de absorber igual cantidad de alimentos que consumes, manteniendo los niveles estables de glucosa.
  • Cuando tu estás enfermo o no tienes apetito, es importante que cuides de tu salud al comer los alimentos adecuados, especialmente si tienes diabetes. Los largos períodos de niveles bajos de azúcar te deshidratan, ya que el agua y los líquidos son fundamentales en este momento.
  • Si tu médico te propone comenzar a tomar insulina, no respondas negativamente sin antes escuchar su razonamiento. Mientras que puedas conocer a alguien que haya padecido complicaciones por tomar insulina, debes entender que las complicaciones de la diabetes sin control pueden ser mucho más perjudiciales, e incluso mortales.
  • Muévete. Mantenerte activo puede ayudarte a reducir tu riesgo de diabetes, y puedes ayudar a controlar la enfermedad después del diagnóstico. Una hora larga de caminata todos los días es suficiente para tener un impacto significativo. También puedes aumentar tu caminar en las actividades diarias para aumentar la cantidad de ejercicios que haces. Estaciónate lo mas lejos de la tienda y haz una vuelta adicional alrededor del centro comercial cuando estés de compras.
  • Cuando se trata de un niño que tiene diabetes, es importante que te asegures de nunca hacerle  entender que su enfermedad es mala. Esto es fundamental, ya que los niños pueden ocultarte información, creyendo que te vas a molestar, ya que pueden confundir tu preocupación por ira.
  • Para mantener los niveles de azúcar de sangre estables, mantén una rutina saludable, regular. Es decir, trata de comer alrededor de la misma cantidad de alimentos todos los días y come a la misma hora, también haz ejercicios y toma los medicamentos a la misma hora del día. En combinación con prácticas saludables, e intercalar estos factores, te ayudaran a mantener el azúcar en la sangre en un nivel estable durante todo el día.

Después de leer estos consejos, ahora tienes una poderosa herramienta a tu disposición – la información. Lo importante ahora es que utilices esta herramienta para construir una fuerte defensa contra la diabetes. Esta enfermedad no parece ser muy seria ahora, pero un fracaso en el manejo adecuado puede ser devastador. No encuentres el camino difícil, pon en práctica lo que has aprendido aquí y trabaja para mantenerte saludable. Este libro te puede ayudar muchisimo

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.