Comer pistachos es bueno para la diabetes

Pistachos y diabetes

Hay numerosos trucos de alimentación para combatir y también prevenir la diabetes. Al fin y al cabo es la dieta saludable y regulada la principal arma para combatir una enfermedad en la que la regulación del azúcar es absolutamente primordial.

En este caso se defienden las propiedades de los pistachos. Ha sido en un último estudio, realizado por la doctora Mónica Bulló y su equipo de la Unidad de Nutrición Humana de la Universidad Rovira y Virgili (URV) de Tarragona, con la colaboración de la American Pistachio Growers y presentado en el marco del XX Congreso Internacional de Nutrición de la Unión Internacional de Ciencias Nutricionales (UINS).

El estudio se realizó durante nueve meses con sucesivas pruebas a 50 personas, mujeres y hombres, de una edad comprendida entre los 25 y 65 años de edad, con la característica de que todos ellos sufrían de prediabetes.

En los resultados se constató las propiedades beneficiosas de los pistachos, como uno de los mejores frutos secos, principalmente en su relación con la prevención y el freno de la diabetes.

En general, todos los frutos secos son altamente beneficiosos para una rica nutrición de cualquier persona. Sin embargo, en relación con la diabetes, los pistachos presentan una composición muy rica en fibra, algo que se ha demostrado de vital importancia para la regulación del metabolismo, lo que directamente favorece la prevención de la enfermedad.

Pero no sólo la fibra los convierte en un alimento interesante. Los pistachos incluyen beta carotenos y sustancias antioxidantes, lo que favorece especialmente la conservación de un corazón sano y un sistema cardiovascular que esta prevenido de futuros problemas relacionados con alteraciones o congestión de la sangre.

Esto se consigue con un alto contenido en las denominadas grasas saludables, también conocidas bajo la denominación “mono insaturadas”, que ayudan a tener unos niveles de colesterol en sangre adecuados.

El alto contenido de estos componentes lo convierten en un aliado poderoso contra la diabetes, si bien no hay que abusar de los pistachos y se debe controlar las cantidades recomendadas que cada paciente tiene permitido, en función de cómo le haya afectado la enfermedad o, en caso de querer prevenirla, amoldar la ingestión a una dieta saludable.

Es más, no sólo los pistachos pueden ayudar contra la diabetes. Multitud de frutos secos tienen valores similares a los expuestos por el estudio de la doctora Bulló. Se recomienda la consulta de cada uno de los paquetes a la venta en supermercados, para constatar los posibles beneficios, sobre todo representados por el porcentaje de fibra que contengan.

1 comentario
  1. Christopher perez martinez dice

    Los pistaches son buenos siempre y cuando no estén salados, porque los que tienen Diabetes tipo II y además son hipertensos, la sal es dañina, así que tomen en cuenta esto…

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.