Alimentación para diabéticos|Tips de cómo debe alimentarse un diabetico

Uno de los factores más importante para curar la diabetes es la fidelidad a la alimentación para diabéticos. La curación de esta enfermedad pasa por regular la cantidad de hidratos de carbono que el paciente diabético puede tolerar y aumentar esa tolerancia progresivamente gracias a la realización de cambios alimenticios en su dieta habitual.

alimentación y aparición de la diabetes

En efecto, la alimentación es el punto central del tratamiento de la diabetes y muchas veces es suficiente para vencer y curar la diabetes, ya que solo la utilización de insulina no logrará revertir la diabetes.

Pues bien, la dieta diabética consistirá en dejar “descansar” a los órganos glucorreguladores del organismo a la vez que regulamos la cantidad de hidratos de carbono que tolera nuestro cuerpo. Es importante mencionar que la alimentación para diabéticos no debe consistir en seguir unas reglas fijas inalterables sino que deberán variarse según avance la enfermedad y según la salud de cada paciente.

La primera regla de oro para curar la diabetes mediante la aplicación de criterios alimentarios es la limitación de la cantidad de alimentos que ingerimos, es decir, la alimentación se reducirá al mínimo necesario para poder llevar una actividad diaria normal con un funcionamiento metabólico standard. Esto se realiza para que nuestros órganos noten un ahorro de esfuerzo en lo que a procesamiento de hidratos de carbono se refiere.

Cuanto más pobre en calorías es la dieta, mayor es la tolerancia a los hidratos de carbono. Este principio es básico para cualquier dieta diabética y, por eso, debemos prestar especial atención a las cantidad de alimentos ingeridas.

Con todo esto queremos decir que lo más recomendable en una alimentación para diabéticos es comer poco. Obviamente, no puede ponerse un tope calórico en una dieta para diabéticos ya que cada persona es un mundo: edad, peso, estadio de la enfermedad, resto de afecciones que pueden afectar a nuestros órganos, etc. En cualquier caso, el aporte calórico adecuado será aquel que cubra nuestro metabolismo basal para satisfacer sus necesidades en caso de inmovilidad, para que se hagan una idea.

Más específicamente, se puede decir que los pacientes en edad de desarrollo y crecimiento necesitarán más aporte calórico debido a las necesidades energéticas de su organismo. (Un joven de unos 60 Kg no debería superar las 2400 calorías diarias).

Además de lo mencionado anteriormente (cantidad ingerida de hidratos de carbono y de alimentos en general) también debe tenerse en cuenta la tipología de dichos alimentos. Por ejemplo, los amiláceos como el pan, arroz o patatas son hidratos de carbono mejor tolerados que los azúcares como la miel, chocolate, mermelada y dulces en general.

Por último, otra de las claves a tener en cuenta en la alimentación para diabéticos es la forma de ingerir los hidratos de carbono. Con esto nos referimos a la manera en la que fraccionamos esa cantidad de la que hablábamos en párrafos anteriores: cuanto más se fraccione la cantidad de hidratos, más aumentará la tolerancia hacia dichos alimentos.

De manera muy resumida, estas son las claves más importantes que deben tenerse en cuenta en cualquier dieta para diabéticos. No dude en modificar su alimentación porque es el factor clave para curar la diabetes.

1 comentario
  1. jose camargo dice

    excelente recomedndaciones le solicito comedidamente la dieta a la semana atte josè

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.